Tipos de ventanas eficientes para ahorrar energía

Tipos de ventanas eficientes para ahorrar energía y mejorar el aislamiento térmico

Una de las formas más sencillas de mejorar el aislamiento término del hogar es cambiar tus ventanas por unas aislantes. Actualmente son dos las modalidades más demandadas: las de PVC con rotura de puente térmico y las de aluminio. Ambas modalidades aíslan perfectamente cualquier vivienda de la temperatura exterior y, por supuesto, permiten que la del interior se mantenga durante mucho más tiempo. Esto es especialmente útil con el calor ya que este, de forma natural, siempre se extiende a los lugares más fríos; en este sentido, en invierno, si la vivienda no está aislada, el calor de la calefacción se perdería en el exterior y en verano el calor del sol dificulta que la casa esté fresca.

En este sentido, el aislamiento térmico es muy necesario no solo por comodidad sino también porque evita optimizar mucho más el consumo de energía, ya que se optimiza mucho más. Todo ello se traduce en un consumo más sostenible para el medio ambiente y también un ahorro en la factura energética, lo que puede ser de gran ayuda para las familias. Sin embargo, solo con las ventanas no podemos conseguir un ahorro efectivo. ¿Quieres saber cómo? ¡Te lo contamos en el siguiente apartado!

¿Cuáles son las tarifas de luz y gas más adecuadas para una vivienda con ventanas aislantes?

ventanas zaragoza eficiencia en ahorro energia
ventanas Zaragoza eficiencia en ahorro energía

En caso de que te hayas decidido por unas ventanas de aluminio o PVC con rotura de puente térmico, es conveniente que revises tus contratos de electricidad o gas para comprobar de primera mano si se adaptan a la nueva situación y te permitirá hacer un ahorro efectivo en tus contratos de energía. En eel caso de la electricidad, una vez que sepas qué tarifa de luz contratar, podrás efectuar un cambio de comercializadora de luz en el caso de que hayas encontrado la tarifa en otra compañía o simplemente cambiar el contrato de electricidad dentro de la misma. En cualquier caso, recuerda que podrás hacer el cambio de comercializadora de luz en cualquier momento, siempre y cuando no tengas suscrito un contrato de permanencia con la anterior comercializadora.

Lo mismo ocurre en el proceso de cambiar de compañía de gas: solo hay penalización por el cambio de compañía de gas cuando en el anterior contrato tiene permanencia y no se ha cumplido. En esos casos, habría que reflexionar antes de nada si cambiar de comercializadora de gas merece la pena o por los costes que conlleva. Sin embargo, para el resto de casos es un trámite que es gratuito. Una de las tarifas de gas que, por ejemplo, no tiene permanencia es la TUR (Tarifa de Último Recurso), que pertenece al mercado regulado.

Una vivienda de mayor calidad

El ahorro energético y en el de tus facturas son, sin duda, grandes alicientes para animarse a aislar las ventanas de tu vivienda. Sin embargo, no podemos olvidarnos de otro dato importante: una vivienda, cuanto mayor sea su aislamiento térmico, mayor valor tendrá en el mercado. Esto no solo depende de las ventanas sino de muchos otros factores como los electrodomésticos, los materiales de construcción, etc. En cualquier caso, una casa mal aislada supone un incremento de los costes de energía, tal y como podemos leer en este artículo. Por consiguiente, si está correctamente aislada, el desembolso económico será mucho mejor y además se traduce en una mayor calidad de vida.

Scroll al inicio